Un importante operativo trata de localizarlos en medio de un fuerte temporal, posible causa del accidente. La empresa confía en que los marineros se encuentren en una balsa salvavidas.

P. PIÑEIRO | A CORUÑA Cuatro marineros de nacionalidad chilena y residentes en la ciudad de Punta Arenas se encontraban anoche desparecidos tras el naufragio en la medianoche de ayer del pesquero Faro de Hércules, de la filial chilena de Pescanova Pesca Chile SA, cuando se encontraba a 238 millas (440 kilómetros) al noroeste de Punta Arenas, en concreto en el Canal de Trinidad, a 40 millas al sur de Puerto Natales.

De las 42 personas que componen la tripulación del buque siniestrado -que anoche se encontraba aún a flote pero dado la vuelta, quilla al sol-, 38 pudieron ser rescatados por el importante operativo de rescate movilizado por las autoridades marítimas chilenas y la propia empresa armadora. Los 38 marineros encontrados están sanos y salvos.

Entre ellos están los dos únicos tripulantes españoles enrolados en el palangrero, ambos gallegos. Aunque la empresa no facilitó sus identidades, por medios chilenos este diario ha podido confirmar que se trata de José Antonio Seijas, contramaestre del buque, y Manuel Sampedro, que ejerce en el pesquero como jefe de máquinas.

Desde Pescanova se señalaba anoche que existen fundadas esperanzas de poder localizar con vida a los cuatro marineros desaparecidos al sospechar que encuentran en una balsa salvavidas pues el Faro de Hércules disponía de más balsas salvavidas que las que han sido localizadas hasta el momento, según su filial chilena.

Las autoridades chilenas informaron de que, sobre las 19.15 horas del jueves, hora chilena, -23.15 horas en España- las radioestaciones marítimas de Talcahuano y Puerto Montt recibieron una señal de auxilio del Faro de Hércules, que se encontraba a 238 millas al noroeste de Punta Arenas. Según se informó desde Chile, de inmediato el Centro Coordinador de Búsqueda y Rescate Marítimo de Punta Arenas, ordenó zarpar a las lanchas Punta Arenas y Puerto Natales y al patrullero Cabrales, además de una inspección aérea de la zona, en la que en esos momentos se registraba un fuerte temporal. En esa inspección se divisó una lancha salvavidas.

También se desviaron de su ruta para acudir al rescate los mercantes BW Seine y Aztec Maiden, mientras que las autoridades pesqueras de Chile enviaron a la zona a sus pesqueros Puerto Williams y Chomapi Maru. En las labores de búsqueda y rescate también participaron dos aviones y un helicóptero y, posteriormente, se sumó el pesquero coreano Eunhaemo.

El Faro de Hércules es un palangrero de 52 metros de eslora y 9,5 de manga. Tiene casco de acero y una potencia de 1.430 caballos que faena a la captura de merluza y especies afines.

El pesquero, inicialmente con puerto base en Vigo, según el registro de la flota española del Ministerio de Medio marino, comenzó su actividad en el año 1989, hasta su paralización definitiva de actividad en España por exportación. En 1992 se integró en la flota de Pesca Chile.

Según la filial chilena de Pescanova, el buque factoría siniestrado "se encontraba en perfectas condiciones y contaba con todas las medidas de seguridad" y lo único claro hasta ahora es que las condiciones meteorológicas en el momento del suceso eran muy malas y complicaban la navegación.

La multinacional gallega informó además de que a última hora de ayer el barco accidentado todavía no se había hundido y se encontraba dado la vuelta, quilla al sol, por lo que no se descartaba que pudiese evitarse el hundimiento y recuperarlo.

Por su parte, la Autoridad Marítima chilena ya inició una investigación para conocer las razones por las cuales se produjo el accidente, aunque se relacionaba con el mal estado de la mar en la zona, en el extremo sur de Chile.

Pesca Chile nació en 1983 para explotar y desarrollar productos pesqueros de alto nivel. Ese año comenzó a operar con el pesquero Betanzos y en la actualidad es una de las empresas pesqueras más importantes del continente. Pesca Chile exporta más de 30 especies marinas en 200 presentaciones distintas a 38 países, según la información de la multinacional.

La filial de Pescanova cuenta con una flota de catorce pesqueros, cuatro plantas procesadoras a lo largo del país y más de veinticinco centros de cultivo para el salmón.

Link: www.laopinioncoruna.es